Las 10 mentiras que todos nos hemos creído

el

Si algo nos han enseñado en la familia, y quizá algunos amigos fieles, con el paso de nuestra vida, es que no debes confiar en todo lo que te digan, y por desgracia, muchas veces nos damos cuenta de las cosas como son en realidad, cuando nos suceden, y ocurre en todos los aspectos.

Ya revisamos en este espacio, cómo la propia ciencia se ha encargado de divulgar algunas afirmaciones que, en realidad son un engaño, pero también, se ha encargado de desenmascarar otras teorías o mitos que tiene la gente, que se han creído durante generaciones, y la realidad es muy distinta.

¿Quieres conocer algunas de las mentiras que todos creen que es cierto? Aquí los presentamos, con nuestro Top 10:

1. Las neuronas no se regeneran

Se dice que el ser humano contiene millones de neuronas, que vas perdiendo con la llegada del envejecimiento o realizando acciones bruscas, como un golpe en la cabeza o consumiendo alcohol, la realidad es diferente. Gracias a un estudio europeo, se ha comprobado que existe un mecanismo de neurorregeneración en la fase adulta, lo que representa la regeneración de neuronas en zonas específicas del cerebro, relacionadas con la memoria.

2. Los humanos tenemos cinco sentidos

Esta percepción está basada en una obra hecha por Aristóteles, en las que habla de cinco sentidos del cuerpo, sin embargo, con ayuda de pruebas científicas recientes, el ser humano no tiene sólo cinco sentidos. La cifra aún es incierta, sin embargo, existen más percepciones del cuerpo, por ejemplo, la nociopercepción (sensación del dolor), la termopercepción (calor o frío) o la propiopercepción (elasticidad de los músculos), por lo que pueden ser cientos, o quizá, miles de sentidos, los que tiene el ser humano.

3. El agua es conductor de la electricidad

Muchas veces se ha creído que, si juntamos la electricidad con el agua, puede producir una descarga, por ello antes de conectar algo, debemos tener las manos secas, sin embargo, no todo lo que se cree sea cierto. Aunque este suceso sí ocurre, afirmar que el agua es un conductor eléctrico es erróneo para la comunidad científica, debido a que el agua que utilizamos para nuestro consumo o actividades cotidianas, contienen sales minerales ionizadas, que permiten el paso de corriente. En realidad, el agua pura no es conductor, al contrario, es un aislante.

imagen 1

4. Despertar a un sonámbulo lo puede matar

Caminar y realizar una actividad, profundamente dormido, puede ser peligroso, y sería peor si se le despierta, ya que su alma podría salir del cuerpo, y provocar graves enfermedades, e inclusive, la muerte. Este argumento es sólo un mito, ya que está comprobado quem despertar a una persona en este estado, únicamente causará angustia y confusión, al saber que se encuentra en un lugar distinto, y no provocará ninguna tragedia. Aún con esta aclaración, los expertos del sueño recomiendan no despertar al sonámbulo y encaminarlo hacia su recámara.

5. Los toros odian el color rojo

En una corrida de toros, es normal ver al matador con su capote de color rojo; ¿por qué de ese color? Se cree que con esto, se despierta la ira del animal y le invita a embestirlo, sin embargo, diversos estudios han desechado esta engañosa afirmación. El rojo no es un color que el toro perciba como provocativo, incluso, el resultado sería el mismo, si el color del capote fuera verde o azul, lo que hace que su reacción sea ‘agresiva’, es el movimiento del capote, esto le llama la atención al toro, y por eso, reacciona yendo hacia el mismo.

6. Las serpientes bailan al ritmo de la música

Muchos se han quedado asombrados al ver como un encantador hipnotiza a la serpiente con una flauta, que por cierto, la tradición indica que debe ser de un modelo específico, todo resulta ser un vil engaño. Para empezar a derribar el mito, una serpiente es sorda, y no puede percibir los sonidos de una flauta, lo que realmente provoca ese estado de obediencia, es el movimiento del domador y las vibraciones del suelo, con el que la serpiente adopta una posición defensiva, e imita cada movimiento de su dueño.

7. Sólo utilizamos el 10% del cerebro

La ciencia ha revelado que el cerebro puede guardar una gran cantidad de información, tanto como miles de discos duros de computadora, pero algunas personas creen que sólo se utiliza una décima parte del mismo, dejando reposar una gran cantidad. Esa teoría ha sido destrozada en varias ocasiones, ni los expertos pueden entender en qué se basaron las personas para hacer esta hipótesis, la realidad es que el cerebro suele usar toda su estructura, no de manera simultanea, pero responde a ciertos estímulos en distintas partes, por lo que, en un solo día, se puede usar el 100% del cerebro.

imagen 2

8. El alcohol quita el frío

Cuenta la leyenda que no hay mejor forma de quitarse el frío que con un caballito de tequila, y quizá, puedas sentir que la temperatura sube, pero la realidad es que tu cuerpo se está congelando. Si estás en un ambiente congelado o frío, la circulación de la sangre disminuye, para mantener la temperatura cálida del cuerpo en los signos vitales, al tomar alcohol, éste funciona como vasodilatador, es decir, aumenta el flujo sanguíneo, lo que provoca que se pierda el calor rápidamente (de allí que sientas mucho calor después de tomar un trago) pero tu organismo se congela por dentro; lo notarás cuando tu piel se torne rojiza, después, comienzas a sudar, y en el peor de los casos, sufres hipotermia y corres un alto riesgo de morir.

9. Las uñas y el pelo crecen después de morir

Esto, con un poco de razonamiento lógico, no podría ser tan difícil de entender, sin embargo, cuando una persona fallece, muchos han notado que el cabello y las uñas del difunto son más largos, en comparación con sus últimos momentos en vida. Lo que sucede realmente es una ilusión, ya que al morir, no se pueden generar más células, y por tanto, el organismo no crece ni se regenera, cuando una persona muere, los organismos se deshidratan, y en el caso del pelo y las uñas, también se deja de suministrar glucosa, lo que provoca que su aspecto sea de mayor volumen y haga creer que han crecido.

10. El sol es amarillo

Una de las afirmaciones más engañosas que cree el mundo, es que el Sol es de color amarillo, y no podría estar más equivocado; se ilumina de amarillo, así lo vemos en los amaneceres y atardeceres, e incluso, puede adquirir una tonalidad rojiza, pero esto es una mentira, al menos de origen. En realidad, la luz que emite el Sol es de color blanco, por lo tanto, su aspecto es blanco. ¿Y por qué la luz es amarilla? Esto es producto de la dispersión de Rayleigh, que consiste en la descomposición del color de los rayos que provienen del astro rey en la atmósfera de la tierra, esto provoca que los tonos cálidos sean filtrados a la superficie, y cambien de color a amarillo o naranja, dependiendo de la posición del Sol, de allí la percepción que hemos hecho erróneamente.

imagen 3

Hasta aquí algunos de las mentiras que todos nos hemos creído, en algún momento de nuestra vida. ¿Cuál te sorprendió más y cuál de todos ya tenías conciencia de lo que significaba en realidad? Esperamos tus reacciones en los comentarios y en nuestras redes sociales.

@De5y10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s