Los 5 mitos sobre las vacunas

el

Cuando padecemos alguna enfermedad, o simplemente buscamos métodos más efectivos para proteger nuestra salud, ante un virus que se presente, el método más efectivo para contrarrestar el problema, en el mundo de la medicina, es a través de las vacunas.

Sin embargo, las vacunas no son del todo convincentes para muchas personas, debido a diferentes circunstancias, rechazando por completo su aplicación, tanto a sí mismos como a los demás. En esta publicación, descifraremos lo que es cierto y lo que solo es un mito, dentro de este método.

¿Quieres saber algunos mitos acerca de las vacunas? Aquí los presentamos, con nuestro Top 5:

1. Las vacunas generan reacciones graves

En palabras más claras, hay quienes creen que una vacuna empeora tu salud, debido a sus reacciones secundarias, esto es falso. Si bien, existen vacunas, como la poliomielitis o el sarampión, que ayudarían a desarrollar nuevas enfermedades, e incluso la muerte, éstas se producen cuando la enfermedad a tratar lleva un avanzado estado de desarrollo.

Las vacunas son evaluadas y sometidas a varias pruebas, muchas de ellas tienen efectos muy leves, como fiebre o dolor de cabeza, pero es parte del proceso para combatir el virus al que fue sometido. Si quieres que la vacuna sea realmente eso, y no un empujón al cielo, también depende de ti prevenir las enfermedades.

imagen 1

2. Las vacunas solo son para países con bajo nivel de desarrollo

Tenemos la creencia de que las vacunas solo se aplican en países pobres, lejanos y donde existen brotes o epidemias, eso no impide que tú, estando en un país libre del virus del ébola (por citar algún ejemplo) no seas propenso a padecerlo, y por tanto, a prevenirlo.

Los virus se pueden obtener de cualquier parte del mundo, y con cualquier persona, desde aquel que comparte el transporte público, hasta tu propia familia. Por ello, los expertos recomiendan vacunarse para protegerte a ti y a tus seres cercanos, además, evita la propagación de una enfermedad y que ésta se vuelva una epidemia.

3. Las vacunas eliminan por completo las enfermedades

Estamos seguros que una vacuna es un método efectivo para eliminar una enfermedad, y muchos piensan que con solo recibir una de ellas estarán sanos, pero debes tener cuidado, porque nadie es perfecto, y para las vacunas tampoco hay excepción.

Una vacuna es capaz de surtir efecto en el ser humano, teniendo una probabilidad de éxito entre el 85 y el 99 por ciento, siendo la más efectiva para eliminar el virus, eso no quiere decir que elimine por completo la enfermedad, por lo que se recomienda no abusar de las vacunas. Para que sea realmente efectiva, la vacuna debe ser acompañada de cuidados y el estricto seguimiento que haya programado para ti, el doctor que te atendió.

imagen 2

4. No es conveniente que un niño reciba más de una vacuna a la vez

Para que un bebé pueda comenzar a desarrollar su sistema inmunológico, se requieren de muchas vacunas, ya que su curiosidad los puede llevar a estar en contacto con varias bacterias. Son necesarias, pero a la vez, genera temor saber que debe recibir varias vacunas, ambos casos pueden ser justificados, pero los expertos señalan que sí es conveniente.

Es importante que un bebé reciba las vacunas necesiarias, así sean dos o más al mismo tiempo, debido a su constante exposición con objetos y virus durante su desarrollo, está comprobado que administrar varias vacunas no afecta negativamente a su desarrollo inmunológico. Al mismo tiempo, recibir varias vacunas reduce tiempo, dinero y el bebé sentiría menos dolor al momento de la vacunación.

5. Las vacunas desarrollan autismo

Este mito apareció inicialmente gracias a un estudio publicado en 1998 por el médico Andrew Wakefield, en el que la vacuna triple vírica, es decir, contra la del sarampión, paperas y rubeola, podría provocar problemas gastrointestinales, inflamación del cerebro y el consecuente desarrollo del autismo.

Hasta la fecha, no hay pruebas científicas y contundentes que demuestren que las vacunas generen el autismo, inclusive, este estudio fue invalidado por inconsistencias grandes, sesgo, y por estar viciado a causa de un conflicto de intereses. Como se mencionó anteriormente, una vacuna no puede ser liberada si no hay certeza de que ayudará a la cura de una persona, desgraciadamente, el caso sigue arraigado en la mente de muchas personas.

imagen 3

Hasta aquí algunos de los mitos que se han dado a conocer con respecto a las vacunas; si buscas mayor información acerca de cada uno, o tienes más preguntas al respecto, te recomendamos ir con los especialistas y con gente autorizada en la medicina. Esperamos tus reacciones en la sección de comentarios y en las redes sociales.

@De5y10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s